Desde El Tecomate de Siqueros hasta Jalisco, Nuevo León, Coahuila y la Ciudad de México, envían tilapia sinaloense

La acuacultura de tilapia va cambiando la fisonomía de áreas rurales de baja producción en nuevos e interesantes espacios productivos de alimentos pesqueros.

0
282

 

 

Mazatlán.-Entre los caminos verdosos que llevan a las comunidades pertenecientes al municipio de Mazatlán se encuentra el Tecomate de Siqueros, una población donde las alternativas laborales son escasas; sin embargo, es en esta zona donde se encuentra “AcuaPez”, una granja acuícola de tilapia con oportunidad de crecimiento y que en temporada de cosecha se ha convertido en la fuente de ingresos de cerca de 25 familias.

 

Es uno de los muchos ejemplos que hay ahora en nuestro país, donde la acuacultura de tilapia va cambiando la fisonomía de áreas rurales de baja producción en nuevos e  interesantes espacios productivos de alimentos pesqueros.

 

Motivados por el bajo rendimiento de algunos sistemas productivos agrícolas de la región, hace 9 años, los responsables de esta granja acuícola encontraron en el cultivo de tilapia un alimento saludable, pero sobre todo una alternativa de desarrollo, pues a la fecha han logrado cultivar de 125 a 130 toneladas por ciclo.

 

“El proyecto inició con 46 tinas, gracias al apoyo de CONAPESCA, y debido a los buenos resultados obtenidos poco a poco ha crecido hasta lograr en la actualidad un total de 73 piletas donde se cultiva tilapia, siendo el clima el mayor desafío”, explicó Jesus Heriberto Torres Acosta, director de Producción.

 

“El reto principal ha sido ver que los alevines lleguen desde 0.25 miligramos hasta los 450 o 600 gramos; es un reto enorme para los trabajadores y para mí, que estamos día con día aquí, porque tenemos que estar pendientes de su evolución hasta su etapa final, ya que durante su crecimiento pueden presentarse algunas problemáticas por el clima”, agregó.

 

Detalló que “en el proceso de alevinaje, se le da de comer de cinco a seis veces al día, dependiendo del número de alevines que se sembraron en la tina; posteriormente, ya que las llevamos de 8 a 12 gramos, procede lo que llamamos desdoble o transferencia, donde pasamos a otra tina de 4,000 a 4,200 alevines, ya ahí no se mueve el animal y a partir de ese momento se le brinda cuatro veces alimento hasta alcanzar su peso”.

 

Torres Acosta señaló que el proceso de cultivo de esta especie es de mucha dedicación, responsabilidad y trabajo, ya que se debe cuidar entre 4 y 5 meses para lograr la calidad requerida y poder comercializarla.

 

Indicó finalmente que debido a la ya reconocida buena calidad de la tilapia, la están  comercializando en las principales ciudades de Jalisco y Nuevo León; en algunas zonas de Coahuila y la mayoría en el mercado de La Nueva Viga de la Ciudad de México. Ya están trabajando para lograr en un futuro cercano la certificación para poder exportarla al extranjero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here