REGIDOR CALDERÓN DENUNCIA A FUNCIONARIOS MUNICIPALES POR PRESUNTA FALSIFICACIÓN DE DOCUMENTOS

0
13

Mazatlán.-El Regidor Enrique Calderón Lizalde interpone denuncia en contra de funcionarios municipales de primer nivel, ante el Órgano Interno de Control, por la presunta falsificación de documentos para favorecer a un proveedor con diversas compras en prejuicio del erario público municipal de Mazatlán.

Además, por sobregirar los precios hasta en un 50 por ciento por encima del costo comercial actual; faltar a las obligaciones a que están sujetos los servidores públicos municipales, al incumplir disposiciones de la Ley de Responsabilidades Administrativas del Estado de Sinaloa, con relación a diversas normas previstas en el Reglamento de Adquisiciones, Arrendamiento y Servicios del Municipio de Mazatlán, Sinaloa; y la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos, Servicios y Administración de Bienes Muebles para el Estado de Sinaloa.

Los funcionarios denunciados son Juan Manuel Ochoa, en  su doble carácter de Oficial Mayor y Presidente del Comité de Adquisiciones, Enajenaciones, Arrendamientos y Contratación de Servicios de Bienes Muebles del H. Ayuntamiento de Mazatlán; José Joel Boucieguez Lizárraga, en  su doble carácter Secretario del H. Ayuntamiento de Mazatlán, Sinaloa y Secretario del Comité de Adquisiciones, Enajenaciones, Arrendamientos y Contratación de Servicios de Bienes Muebles del H. Ayuntamiento de Mazatlán; Jesús Ismael Barros Cebreros, en su doble carácter Tesorero del H. Ayuntamiento de Mazatlán, Sinaloa y Tesorero del Comité de Adquisiciones, Enajenaciones, Arrendamientos y Contratación de Servicios de Bienes Muebles del H. Ayuntamiento de Mazatlán; y/o en contra de los servidores públicos que resulten responsables.

La denuncia se interpuso ayer lunes 8 de enero ante la Auditoría Superior del Estado y la Secretaria de Transparencia y Rendición de Cuentas. Hoy, se interpuso y va dirigida al Órgano Interno de Control presidido por Rafael Padilla Díaz, acompañada por un total de 32 pruebas certificadas y una declaración ante Notario Público del propietario de la empresa CRIOSA, uno de los supuestos cotizadores, quién niega que dichos documentos que sustentan las compras en el acta número 69 del Comité de Adquisiciones hayan sido expedidos por su empresa, niega el domicilio fiscal debido a que desde 2014 dejaron de funcionar en esa dirección, no es su logotipo el que aparece en la hoja membretada y la desconoce el nombre y firma del firmante de la misma.

Enrique Calderón Lizalde explicó en conferencia de prensa que está cumpliendo su palabra de hacer está denuncia de manera legal una vez que obtuvo todas las pruebas físicas para que el Órgano Interno de Control no tenga “duda” alguna, del hecho que hizo público el año pasado al denunciar la compra de más de 68 aires acondicionados con precios sobregirados, un procedimiento que incumple con los reglamentos municipales, pero sobre todo, por un posible delito penal como es la falsificación de documentos.

“Fue tan burdo que en el acta para la compra de 12 aires se menciona que se analizaron las propuestas y cotizaciones de tres proveedores. Uno de ellos, que es el dueño de CRIOSA José Carlos Aramburo, manifestó ante Notario Público que la empresa nunca cotizó aires acondicionados al Ayuntamiento de Mazatlán,  aseguró que en su negocio no existe persona alguna con el nombre del firmante de la cotización. Además de señalar que su establecimiento no comercializa la marca de aires acondicionados RHEEM, sino marca PRIME”, comentó.

Ante esto, por la utilización de un documento falso, el Órgano Interno de Control está obligado a formular una denuncia ante la autoridad competente que en este caso es la Fiscalía en la zona sur para que se proceda a efectuar la investigación, lo que se convertiría el caso en una denuncia penal, y de ser el caso, se sancione a quienes resulten  responsables de sustentar adquisiciones de bienes con recursos públicos mediante el uso de un documento apócrifo.

            “Hablamos de inconsistencias tan obvias como el hecho de que los equipos que fueron cotizados por el proveedor, eran de la marca MIRAGE y los que se facturaron y suministraron, son de la marca RHEEM. Dos, al cotizar los precios de los equipos se constató que tienen un costo superior, tienen un aumento por más de 4 mil pesos cada uno”, dijo.

“La pelota está en la cancha de Rafael Padilla, se le entrega la denuncia con 32 pruebas certificadas y una declaración ante Notario Público para que inicie a la brevedad la investigación correspondiente por los hechos que causan un daño directo al patrimonio del erario municipal, pero además y a sabiendas de cómo se han conducido las autoridades Municipales fue que ayer notificamos y entregamos la denuncia ante la Auditoría Superior del Estado y la Secretaria de Transparencia y Rendición de Cuentas del Estado de Sinaloa para que acudan a auditar”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here