VÍCTOR FLORES SE LO DICE

0
105

 

*EL OJO CIUDADANO DEMANDA UNA ASE AUTÓNOMA Y PROTEGIDA DE INFLUENCIAS EXTERNAS

*EL MEGALODÓN DE LAS PIZZAS AYUDA A LA NIÑEZ

Ahora que la encuesta de Arias Consultores ha situado al estado de Sinaloa en el Primer Lugar en combate a la corrupción, uno de los grandes problemas de este país y que a la postre tienen un costo de 1.5 billones de pesos, según cifras del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), bien vale la pena reparar en esta buena noticia para que no nos pase de noche.

Vivimos tiempos en que la sociedad vuelve fuerte y enérgico el grito por el combate a la corrupción y la rendición de cuentas en el sector gubernamental y en el caso de Sinaloa estamos viendo que, voluntad de acatar esta exigencia social, si la está habiendo en la parte del gobernador Quirino Ordaz, tal y como lo propuso en su campaña y en su mensaje de toma de posesión.

Sin embargo, nos dicen que en la opinión de los expertos lo logrado por este régimen no es para andar echando las campanas al vuelo porque el resultado no es suficiente, se necesita trabajar más y por ello se le debe exigir más rigor en los esfuerzos de control, fiscalización y sanción en la gestión del gobierno.

Nos dicen que hay 70 y tantos mil servidores públicos en el gobierno del estado que todos los días le cuestan al ciudadano y de acuerdo con los expertos se necesitan más acciones complementarias para fortalecer la transparencia, rendición de cuentas y combate de toda forma de corrupción en este universo de trabajadores.

Es vox populi que actualmente la Auditoria Superior del Estado, órgano encargado de vigilar la conducta de estos 70 y tantos mil servidores públicos, se encuentra limitada en su actuación por la subordinación al Poder Legislativo, lo que vulnera los principios de imparcialidad y neutralidad y que una de estas acciones, necesaria e impostergable es dotar de plena autonomía a la ASE toda vez que su función de fiscalización sea profesional, especializada y eminentemente técnica.

Inclusive se convierta ante el ojo público en un órgano constitucionalmente autónomo, protegido de influencias externas y con plena autonomía financiera y administrativa, en consonancia con la tendencia mundial en donde los organismos fiscalizadores vienen caminando totalmente independientes para que puedan cumplir eficazmente sus funciones.

Nos dicen que para que la ASE opere de esta manera lo primero que necesita es tomar distancia de esa subordinación del Poder Legislativo (para no decir de las negociaciones en lo oscurito de las bancadas de los partidos, donde muchas veces se acuerda el cobijo a la impunidad) mediante una reforma, pero huelga a decir una reforma que no implique tampoco una merma en las facultades del poder legislativo, teniendo la obligación de informar de sus actividades al Congreso del Estado a través de la Comisión de Fiscalización.

De igual forma, que sea una reforma que mantenga intocadas las facultades constitucionales del Congreso en materia de revisión y dictamen de cuentas públicas.

Los primeros pasos a favor de la transparencia, rendición de cuentas y combate de toda forma de corrupción en el gobierno ya se dieron y ahora se tienen que dar más.
No hay de otra.

EL MEGALODÓN DE LAS PIZZAS AYUDA A LA NIÑEZ

El que anda trabajando muy a la chita callada por la gente que menos tiene es el gigante de las pizzas en Mazatlán, nada más ni nada menos que el empresario Martín Heredia Lizárraga, quien, junto su equipo, se aventó el tiro de remozar la escuela Primaria Sor Juana Inés de la Cruz, que funcionaba en muy mal estado y en condiciones de riesgo para los niños de la colonia Azteca.

Los padres de familia y los maestros están muy agradecidos por la conducta altruista del Megalodón de las Pizzas. Nos dicen que ahora va por otras escuelas en un plan de apoyo a la niñez sin ningún tinte partidista. Tan es así, nos dicen, que en el PAN lo tienen relegado en el baúl de lo recuerdos.
Simplemente le da vigencia al compromiso social que debe tener toda empresa en estos tiempos.

Ejemplo que deben seguir otros empresarios.

¿A poco no?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here