Home Mazatlán La casa que tiene una historia que contar
0

La casa que tiene una historia que contar

0
0
  • El 18 de noviembre de 1917 nació en ella Pedro Infante y ahí, Sandra Ortega Cervantes, su actual propietaria, muestra pertenencias del ídolo del pueblo.

 

Martha Peña.

Tanto turistas nacionales como extranjeros llegan a conocerla. Si bien es pequeña y está construida como en la antigüedad, luce pintoresca, así como acogedora pero sobre todo una historia que contar. La casa donde nació Pedro Infante es un sitio al cual todo aquel que sea fan de la época de oro del cine mexicano debe conocer.

Ubicada en el centro de la ciudad, justo en la calle Constitución número 1108 oriente, esta propiedad de Sandra Ortega Cervantes cuenta con pertenencias y fotografías del ídolo del pueblo, quien nació el 18 de noviembre de 1917, vivió en esta propiedad los primeros años de vida y falleció en un avionazo el 18 de abril de 1957.

Desde hace 35 años, Sandra, todo una conocedora de la historia de Pedro, quien realiza el tour por su hogar para mostrar desde el traje que utilizó el actor en “Tizoc”, la casaca que enfundó en “A toda Máquina” y hasta el sombrero de “Dos Tipos de Cuidado”, menciona que durante los periodos vacacionales, recibe hasta 50 personas por día.

“Ahorita como está el periodo vacacional ha estado viniendo gente de la región, como de Zacatecas y Durango. Lo que más les atrae es tomarse la fotografía del recuerdo, porque la historia siento como que les aburre, pero después de eso, creo que les empieza a interesar, volvemos y retomamos todo el recorrido desde el principio”, mencionó.

Ha sido tanto la fama que ha adquirido esta casa que Ortega Cervantes comenta que el próximo noviembre realizarán unos productores de Colombia el programa “Camino al Centenario”, en el que durante cuatro días habrá festejos para el ídolo del pueblo quien cumpliría 99 años.

“Vamos a ser anfitriones a nivel mundial. Habrá un enlace desde aquí a Monterrey y a Guadalajara. Mazatlán va a estar de fiesta por el aniversario de Pedro Infante”, expresó.

Aunque oficialmente no es considerada como un museo, la casa de Pedro Infante es una parada que ningún turista que admire a este mazatleco debe dejar pasar, porque ahí encontrará no solo la historia de su trayectoria artística, sino detalles más íntimos que muchos desconocen.