17.2 C
Mazatlán
lunes, 4 marzo, 2024
InicioDestacadasAnuncian cargos y arrestos de ejecutivos de empresas que manufacturan fentanilo basadas...

Anuncian cargos y arrestos de ejecutivos de empresas que manufacturan fentanilo basadas en China

*Cuatro empresas fabricantes de precursores en químicos con sede en China y ocho ejecutivos y empleados quedan acusados interrupción de cadena de suministro global

El Departamento de Justicia anunció hoy el arresto de dos individuos y la publicación de tres acusaciones formales en los distritos este y sur de Nueva York contra empresas con sede en China y sus empleados por crímenes relacionados a la producción, distribución y venta de fentanilo a partir de precursores químicos. Estas acusaciones representan los primeros cargos contra empresas de manufactura química con sede en China y contra ciudadanos de la República Popular China por tráfico de precursores del fentanilo a los Estados Unidos. Específicamente, la acusación alega que los ahora acusados, a sabiendas, fabricaron, mercadearon, vendieron y ofertaron precursores químicos para producción de fentanilo en Estados Unidos en violación a la ley federal.

Durante estas investigaciones, la Agencia Antidorgas (DEA) decomisó más de 200 kilos de precursores relacionados al fentanilo, una cantidad que podía contener suficientes dosis mortales para matar a 25 millones de estadounidenses.

El fentanilo es un opioide sintético altamente adictivo que es 50 veces más potente que la heroína y 100 veces más fuerte que la morfina. El fentanilo y sus análogos han devastado comunidades en todo Estados Unidos y están alimentando la continua epidemia de sobredosis que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recientemente estimaron que mataron a aproximadamente 110 mil estadounidenses en 2022. El fentanilo es actualmente la principal causa de muerte de estadounidenses entre 18 y 49 años de edad. Los análogos del fentanilo, que tienen composición química y efectos similares al fentanilo, pueden ser aún más potentes y mortales que el fentanilo.

“Cuando anuncié en abril que el Departamento de Justicia había tomado acciones significativas contra el cártel de Sinaloa, prometí que el Departamento de Justicia nunca olvidaría a las víctimas de la epidemia de fentanilo”, dijo el Procurador General Merrick B. Garland. “También prometí que nunca dejaríamos de trabajar para hacer que rindan cuentas los que tienen responsabilidad en esto. Esto incluye no sólo ir tras los cabecillas de los cárteles, sus traficantes de drogas y armas, los que blanquean sus fondos, sus fuerzas de seguridad y sus operadores de laboratorios. También incluye a las empresas chinas que están proveyendo a los cárteles los materiales necesarios para fabricar el mortal fentanilo”.

“El anuncio de hoy es un primer pago de nuestra promesa de usar cada herramienta en el arsenal del gobierno, en cada rincón del planeta para proteger a las comunidades estadounidenses,” dijo la Subprocuradora General Lisa O. Monaco. “El Departamento de Justicia no descansará ni ralentizará en su investigación y proceso contra cada vínculo de la cadena de suministro de fentanilo, incluyendo empresas y ejecutivos en la República Popular China que producen y exportan vastas cantidades de precursores químicos que los cárteles necesitan para vender su veneno. No habrá lugar seguro para ellos”.

“EL anuncio de hoy es un considerable paso hacia adelante en nuestra lucha implacable contra el fentanilo, yendo contra la amenaza donde comienza”, dijo la Administradora de la DEA Anne Milgram. “Se alega que estas empresas e individuos a sabiendas proveyeron a narcotraficantes en Estados Unidos y México los ingredientes y el saber científico necesario para hacer fentanilo, una droga que continúa devastando a familias y comunidades en todo Estados Unidos, matando estadounidenses de todo tipo. Ir contra redes criminales de drogas completas, desde la fuente del suministro hasta la última milla de distribución es crucial para salvar vidas estadounidenses. La DEA no se detendrá hasta que termine esta crisis”.

Distrito Sur de Neuva York

Se abrió una acusación formal en el distrito sur de Nueva York contra la empresa química con sede en China Hubei Amarvel Biotech CO., Ltd., también conocida como AmarvelBio, (Amarvel Biotech), así como contra sus ejecutivos y empleados Qingzhou Wang, de 35 años de edad, también conocido como Bruce (Wang); Yiyi Chen, de 31 años de edad, también conocido como as Chiron (Chen); y Fnu Lnu, también conocido como Er Yang y Anita (Yang), por tráfico de fentanilo, importación de precursores químicos y lavado de dinero. Wang y Chen ambos son ciudadanos chinos expulsados de Fiji el 8 de junio y arrestados por la DEA y presentados ante el juez magistrado de Estados Unidos Wes Reber Porter en una corte federal en Honolulu el 9 de junio. Se ordenó la detención de Wang y Chen en Honolulu y comparecerán ante una corte federal en Manhattan tras su arribo al distrito sur de Nueva York. Yang, de nacionalidad china, está prófugo.

“La acusación revelada hoy en el Distrito Sur de Nueva York es el próximo paso en nuestra lucha contra el fentanilo”, dijo el fiscal federal Damian Williams. “Hoy vamos contra el mero inicio de la cadena de suministro del fentanilo: los fabricantes chinos de materias primas usadas para hacer fentanilo y sus análogos. Hemos acusado a una empresa china de precursores químicos. Y eso no es todo. Hemos acusado y arrestado a algunos individuos que trabajan para la empresa. Eso incluye a un ejecutivo corporativo y un gerente de mercadeo. Están en custodia estadounidense. Y enfrentarán la justicia en un juicio estadounidense”.

De acuerdo a los alegatos contenidos en la acusación y otros documentos de corte, Amarvel Biotech es un fabricante de químicos con sede en la ciudad de Wuhan en la provincia Hubei de China que ha exportado vastas cantidades de precursores químicos para fabricar fentanilo y análogos.

Amarvel Biotech ha abiertamente anunciado en línea sus embarques de precursores químicos del fentanilo a Estados Unidos y México, donde cárteles de la droga operan laboratorios clandestinos, sintetizan el fentanilo terminado a escala, y distribuyen la mortal droga en los Estados Unidos. Mediante su página web y otros sitios fachada, Amarvel Biotech ha buscado clientes de precursores químicos en México, incluyendo anunciando precursores químicos del fentanilo como “hot sale México”, garantizando “envío 100% secreto” al extranjero y subiendo a sus sitios documentos de embarques a Culiacán, Sinaloa, sede del cártel de Sinaloa, una de las organizaciones narcotraficantes dominantes en el hemisferio occidental y que es mayormente responsable por el flujo masivo de fentanilo a Estados Unidos en años recientes.

Amarvel Biotech ha buscado frustrar las acciones de interdicción de procuración de justicia de sus precursores químicos. La empresa ha anunciado, por ejemplo, el uso de empaques engañosos, tales como empaques que indican que los contenidos son comida para perro, nueces o aceite de motor para garantizar la entrega “segura” a Estados Unidos y México.

En los últimos ocho meses, durante una investigación encubierta de la DEA, Amarvel Biotech y su principal ejecutivo, Wan, su gerente de mercadeo Chen, y su representante de ventas Yang, enviaron más de 200 kilos de China a los Estados Unidos para precursores químicos usados para hacer fentanilo y sus análogos. Amarvel Biotech, Wang, Chen, y Yang enviaron precursores a Estados Unidos con la intención de que los químicos se usaran para producir fentanilo y sus análogos en Nueva York, y acordaron continuar proveyendo embarques de múltiples toneladas de precursores de fentanilo a pesar de que se les dijo que estadounidenses habían muerto tras consumir fentanilo hecho con los químicos que ofertaron los acusados.

Por ejemplo, alrededor del 17 de noviembre de 2022, una fuente confidencial de la DEA (llamada CS-1) le escribió a Yang diciéndole en una aplicación de mensajes encriptados, “Sabes que estoy fabricando fentanilo” y “No es seguro”. Yang replicó: “Lo sé”. Alrededor del 1 de diciembre de 2022 Yang le escribió a CS-1, prometiéndole que CS-1 estaría “contento con el producto” y destacando que CS-1 podría “sintetizar fentanilo”. A cambio de pago en criptomonedas, Amarvel Biotech envió de China a Nueva York aproximadamente 999.7 gramos del precursor de fentanilo 1-boc-4-AP, aproximadamente 1,002.6 gramos del precursor de fentanilo 1-boc-4-piperidone, y aproximadamente 893.6 gramos de precursor de metanfetaminas metilamina.

Alrededor de marzo de 2023, Wang y Chen se reunieron en persona con un individuo a quien CS-1 presentó como su jefe, pero que era en realidad otra fuente confidencial de la DEA (CS-2). Durante la reunión, Wang y Chen dialogaron sobre la habilidad de Amarvel Biotech de entregar toneladas de precursores de fentanilo a Nueva York a la operación de manufactura de fentanilo de CS-1 y CS-2. Cuando CS-2 indicó que quería una fórmula diferente de manufactura de fentanilo y que varios de sus clientes habían muerto, Wang y Chen le dijeron que tenían “muchos clientes en Estados Unidos y México” que podían ofrecer asistencia técnica con la producción de fentanilo.

Tras marzo de 2023, Amarvel Biotech, Wang, Chen y Yang acordaron vender a CS-1 y a CS-2 aproximadamente 210 kilos de precursores de fentanilo a cambio de pago en criptomoneda. Durante una videollamada el 10 de abril con Wang y Chen, CS-2 declaró que aproximadamente 210 kilos de precursores de fentanilo podían ser usados para fabricar aproximadamente entre 50 y 55 kilos de fentanilo, una cantidad que como se estableció anteriormente, podía producir 25 millones de dosis mortales.

Alrededor de mayo de 2023, Amarvel Biotech, Wang, Chen, y Yang enviaron a los Estados Unidos la orden requerida por CS-1 y CS-2. Alrededor del 5 de mayo, la DEA decomisó el embarque de precursores de una bodega cerca de Los Ángeles. Pruebas de laboratorio confirmaron la presencia de un precursor químico de un análogo de fentanilo. En un mensaje encriptado en un chat grupal con CS-1 y CS-2, Wang y Chen, Yang explicó que “Nueva York, Estados Unidos, ha sido estricto en la revisión de precursores del ‘producto final’ desde hace un tiempo. Por seguridad, esta vez lo enviamos a California”.

Alrededor de junio de 2023, Wang y Chen se reunieron nuevamente con CS-2. Durante la reunión, Wang y Chen hablaron con CS-2 sobre una orden de varias toneladas de precursores de fentanilo. Wang y Chen también hablaron de la necesidad de tomar medidas adicionales para protegerse de ser detectados o que sus embarques fueran decomisados “porque recientemente el gobierno estadounidense… decomisó a un grupo mexicano y rastrearon sus rutas hasta China”, donde el gobierno estadounidense encontró “a nuestro competidor en China” – en aparente referencia a los cargos por fentanilo anunciados en el distrito sur de Nueva York y anunciados en abril de 2023 contra, entre otros, líderes del cártel de Sinaloa y ciertos ejecutivos de empresas de precursores con sede en China.

La Unidad de Investigaciones Bilaterales de la División de Operaciones Especiales de la DEA investigó el caso, con apoyo de la oficina de la DEA en Banghkok, la oficina de DEA en Wellington, la oficina de DEA en Beijing, la oficina de distrito de DEA en Honolulu, la Fuerza de Trabajo de la DEA contra Drogas y Crimen Organizado de Nueva York (OCDETF), la oficina de DEA en el distrito Riverside, el Laboratorio de Pruebas Especiales de DEA, la Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia, el Buró de Supresión de Narcóticos de la la Real Policía de Tailandia, el Buró de Narcóticos de la Policía de Fiji, la oficina de Fiji del Director de Procesos Públicos y la oficina del fiscal federal para el Distrito de Hawaii.

El Distrito Sur de la Oficina en Nueva York de Seguridad Nacional y la Unidad de Narcóticos Internacionales están llevando el caso.

Distrito Este de Nueva York

Dos acusaciones se presentaron en el Distrito Este de Nueva York que detallan las conspiraciones criminales de empresas con sede en China y empleados por fabricar y distribuir fentanilo en Estados Unidos.

La primera acusación formal es contra Anhui Rencheng Technology Co. (Rencheng) Ltd.; Anhui Moker New Material Technology Co.; Shutong Wang; y Shifang Ruan, también conocida como Eva, por conspiración para fabricar y distribuir fentanilo, fabricar fentanilo y otras ofensas relacionadas. Además, la acusación es contra esos mismos acusados, así como Xinyu Zhao, también conocida como Sarah, y Yue Gao, también conocida como Ellie, por ilegalmente encubrir sus actividades, incluyendo mediante fraude aduanal e introducción de medicamentos mal etiquetados al mercado estadounidense. La acusación también es contra Rencheng, Wang y Ruan por conspiración para distribuir butonitazeno, una sustancia controlada.

La segunda acusación es contra Hefei GSK Trade Co. Ltd, también conocida como Hebei Gesuke Trading Co. Ltd. y Hebei Sinaloa Trading Co. Ltd.; y Ruiqing Li por ofensas similares, incluyendo conspiración de manufacturar y distribuir fentanilo, manufactura de fentanilo, conspiración de distribuir un químico de la Lista I, distribución de químico de la Lista I, conspiración de fraude aduanal, introducción de medicamentos mal etiquetados a comercio interestatal, y distribución de metonitazona, una sustancia controlada.

“Como se alega, los acusados distribuyeron a sabiendas los químicos con los que se hace el fentanilo a Estados Unidos y México, y ofrecieron consejos de cómo debían ser usados para fabricar esta peligrosa droga, que produce una tragedia sin precedentes en Nueva York, Long Island y en toda la nación”, dijo el fiscal federal Breon Pace del distrito Este de Nueva York. “Este proceso judicial muestra que encontraremos a las empresas e individuos que alimentan la mortal epidemia de opioides de nuestra nación, donde sea que se estén, y les llevaremos en proceso hasta las últimas consecuencias de la ley”. 

Como se alega en las acusaciones, las empresas acusadas proveyeron precursores químicos a Estados Unidos y a México, entre otros lugares, a sabiendas de que se usarían para fabricar fentanilo. Las empresas acusadas abiertamente anunciaron sus productos en todo el mundo, incluyendo en Estados Unidos y en México, en plataformas de redes sociales. También enviaron sus productos químicos a Estados Unidos y México por barco y avión, usando correo público y privado y transportistas. Para prevenir la detección e intercepción de los productos químicos en las fronteras, las empresas acusadas usaron prácticas engañosas y fraudulentas, como etiquetar de manera errónea los paquetes, falsificar declaraciones aduanales y hacer declaraciones falsas en cruces fronterizos. Los químicos distribuidos por los acusados incluyeron todos los materiales necesarios para fabricar fentanilo del modo más común.

Las empresas acusadas intentaron ofuscar su distribución de precursores de fentanilo al agregar moléculas que “enmascaraban”, lo que alteraba levemente la firma química del precursor. Al cambiar esta firma química, una sustancia alterada podía evadir los protocolos de pruebas y los reglamentos relevantes, aparentando ser una nueva sustancia. Estas moléculas se pueden quitar de manera fácil, permitiendo al comprador regresar la sustancia a su forma original como precursor de fentanilo. Las empresas acusadas no sólo produjeron y distribuyeron precursores “enmascarados”, sino que también ofrecieron instrucciones de como eliminar estas moléculas tras la recepción, ayudando así a sus clientes a obtener de manera más eficaz precursores prohibidos y producir fentanilo. Los acusados también dieron instrucciones sobre cómo mejorar la cantidad producida de fentanilo y consejos sobre qué químicos comprar para remplazar precursores prohibidos.

Organizaciones mexicanas de tráfico de drogas, incluyendo pero no exclusivamente el cártel de Sinaloa y el cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), se han abastecido cada vez más de precursores de fentanilo y precursores “enmascarados” de fentanilo desarrollados y distribuidos por las empresas acusadas y otras empresas similares. Los químicos que ofrecían estas empresas han permitido a estos cárteles y otras organizaciones narcotraficantes producir fentanilo en laboratorios clandestinos de México a escala masiva para su posterior distribución a Estados Unidos y otras partes. Los materiales y las instrucciones ofrecidas por las empresas acusadas y empresas similares han causado directamente y han contribuido directamente al flujo del mortal fentanilo a los Estados Unidos.

Las oficinas de DEA en Nueva York, México, Diversion Control, el Laboratorio Especial de Pruebas e Investigación de la DEA, así como la oficina de campo de Nueva York de Aduanas y Protección Fronteriza, la División de Investigación Criminal de Nueva York del Servicio de Rentas Internas, y la Oficina de Inspección Postal de Nueva York investigaron el caso. El Departamento de Policía de Nueva York, la Policía Estatal de Nueva York y la Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia ofrecieron asistencia.

El distrito este de la Oficina de Narcóticos y Lavado de Dinero Internacional está llevando el caso.

El esfuerzo es parte de una operación de OCDEFT. OCDETF identifica, interrumpe y desmantela las organizaciones criminales de más alto nivel que amenazan a Estados Unidos usando un enfoque integral llevado por fiscales y por inteligencia. Más información sobre el Programa OCDETF disponible en www.justice.gov/OCDETF .

Una acusación formal es un mero alegato. Se presume inocente a todos los acusados hasta que se muestre su culpabilidad más allá de duda razonable en una corte de ley.

- Publicate Aquí -
NOTAS RELACIONADAS
- Anunciate Aquí -

Notas Populares

Ultimos Comentarios