17.2 C
Mazatlán
lunes, 4 marzo, 2024
InicioColumnasENTRE CORRUPTOS SE APLAUDEN

ENTRE CORRUPTOS SE APLAUDEN

                                            Blanca Nieves Palacios Barreda

Muere Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y lazo de la Vega, a sus 89 años de edad; reza el adagio popular: “si quieres que hablen bien de ti, muérete” y con su muerte, se empiezan a escuchar las voces de decenas de sus homólogos para describir la maravillosa persona que era y, las incontables cualidades de las que era poseedor como político.

Porfirio Muñoz Ledo, (23/7/1933 – 9/7/2023), con eufemismos insólitos han dicho sobre él: “era un destacado político”; “hizo posible la transición a la democracia”; “fue un crítico del autoritarismo”; “fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), “figura emblemática de la política mexicana”; político, politólogo, diplomático de izquierda”; “líder histórico de la izquierda”; “hombre con gran firmeza en sus convicciones”.

Lo que se debe de decir es que, era un reconocido político que vivió casi toda su vida a costillas del erario público, o sea de nuestros impuestos y, buscando siempre los mejores puestos, sin importarle porque Partido Político fuera, y lo que sí será histórico es su oportunismo para logar sus ambiciones; este fue su recorrido político partidista: PRI 1954-1987; PRD 1989-1999; PARM 1999-2000; PT 2006-2018: MORENA 2018-2023; cómplice de Vicente Fox, durante el cargo que ocupó durante su sexenio; ¿de que convicciones nos hablan sus políticos aduladores, tras su muerte?

No se puede poner en duda su inteligencia, su trayectoria política habla por sí sola de quien era Muñoz Ledo; inicio su militancia política en 1954 en el Partido Revolucionario Institucional PRI, cursó la carrera de Abogado en la Universidad Autónoma de México (UNAM); realizó cursos de doctorado en Ciencia Política y Derecho Constitucional en una Universidad de Paris; en 2019 le otorgo el doctorado Honoris Causa, la Universidad Juárez del Estado de Durango por, su “trayectoria al servicio de la Nación”; fue maestro de asignatura en la UNAM.

Ocupó todos los cargos habidos y por haber; fue diputado plurinominal en diversas ocasiones, así como senador,  lo que presumía como algo que merecía para servirse de esos puestos; No supo nunca al parecer, lo que dijo el Ingeniero Heberto Castillo: “el gusto de ser diputado dura 4 años pero la vergüenza dura toda la vida”; fue embajador, en diferentes ocasiones, decían sus correligionarios del PRI que, los Presidentes priistas en turno, lo mandaban lejos para quitárselo de encima, pues el mismo, desde la presidencia de Luis Echeverria Alvarez, se sentía presidenciable y le jugaban el dedo en la boca, porque le hacían creer que era el “tapado”, pero no le decían que de su cabeza.

Ni Muñoz Ledo ni Cuauhtémoc Cárdenas, fueron los fundadores ni líderes morales menos fueron de izquierda; el PRD se formó con militantes de organizaciones de la verdadera izquierda mexicana y, que al llegar la corriente democrática ex priista, lo que hicieron fue contaminar con sus practicas mañosas y corruptas que por tantos años ejercieron como priistas y las implantaron en esta organización que recen nacía y que denominaron Partido de la Revolución Democrática

Nada hablan esos políticos aduladores, por no darse un tiro en el pie que, lo que hacía Muñoz Ledo eran verdaderos actos de corrupción y que exigía con autoritarismo que, se le obedeciera y se le cumplieran sus gustos y caprichos.

Nada que ver con verdaderos líderes, que luchaban por el derecho de sus compañeros trabajadores que, en esas luchas exponía hasta su vida y no pisaron nunca la cámara de diputados ni senadores, sino la cárcel: Valentín Campa, y Demetrio Vallejo, a ellos no les hacen los honores, ni se ha guardado nunca un minuto de silencio por su parte, pero el pueblo, cada quien desde su trinchera sigue sosteniendo y gritando: “POR ELLOS NO UN MINUTO DE SILENCIO SINO TODA UNA VIDA DE LUCHA” 

- Publicate Aquí -
NOTAS RELACIONADAS
- Anunciate Aquí -

Notas Populares

Ultimos Comentarios